Enlista tu web en Google:

Google se trata de un buscador altamente automatizado, basado en el ‘rastreo’ de enlaces. Por ello, no es necesario enviar la URL (dirección de una página web) para que Google la incluya, sino que basta con disponer de un enlace en cualquier otra página indexada en Google.

Google asegura, de hecho, que la inmensa mayoría de las páginas que están en su base de datos nunca enviaron su URL para que el ‘Googlebot’ pasara por ellas.

De todas maneras, puedes sugerir a Google una URL. No te garantizan cuándo pasarán por tu página y, de hecho, no te garantizan siquiera si pasarán. Da igual las veces que envies la URL. Por mucho que la envíes, no te van a hacer más caso, pero tampoco te penalizarán.

Cuando sugieres/envias una URL a Google, su sistema la memoriza para buscarla en el próximo ‘rastreo’. Estos ‘rastreos’ duran varias semanas (hay más de 3,000 millones de páginas indexadas), así que hay que armarse de paciencia.

 

Si, por cualquier motivo (fallo en las comunicaciones o en el servidor), tu web no está disponible cuando pase Googlebot, no te preocupes. Ellos lo intentan varias veces y, si tienes varios enlaces apuntando hacia tu web, volverán a pasar días más tarde.

 

Google, al contrario que otros buscadores web, no acepta dinero por listar una web. Esto tiene una excepción, que son las ‘Adwords’ (los ‘enlaces patrocinados’), en los que las empresas pagan dinero por que sus enlaces aparezcan cuando se busca una determinada palabra.

 

Por lo tanto, la mejor manera de aparecer en Google es conseguir que en otras páginas web enlacen a la tuya y, de esta manera, hacer que el ‘Googlebot’ salte a tu sitio web.

 

Problemas para enlistar tu web en Google:

Hay muchas ocasiones en que nos damos cuenta que Google no ha indexado nuestra web, a pesar de que hemos enviado/sugerido su URL, o hemos conseguido que la enlacen. Puede ser causa de algunas razones:

 

Tu web usa ‘frames’. Los ‘frames’ son la causa de numerosos problemas, como hacer un ‘bookmark’ de la página, enviarlo por email, guardarlo en el disco duro, y Google considera que estas páginas no se corresponden con el concepto de web (una página, una URL).

 
Tu web fue eliminada manualmente por el personal de Google, el cual en cualquier momento (y sin dar explicaciones) puede borrarte de su base de datos. Ellos afirman que las webs eliminadas no cumplen los ‘mínimos de calidad’ para estar en Google, pero la gran mayoría de las ocasiones las razones son: el ‘cloacking’, escribir texto que solo leen los buscadores pero no las personas, hacer páginas para engañar a los buscadores.
Cuando el ‘Googlebot’ intentó ‘rastrear’ tu web, ésta se encontraba inaccesible (bien por problemas del servidor o por problemas de las comunicaciones). Generalmente, Google volverá a intentarlo, pero no garantizan nada.
Tu web es generada dinámicamente. Google es capaz de indexar páginas creadas con lenguajes ‘Server Side’ (scripts tipo ASP, PHP, JSP, …), pero muchas veces el ‘Googlebot’ tiene problemas con ellos. Por ello, Google suele limitar el número de páginas web de este tipo que indexa.

 
Ha habido problemas técnicos en los servidores de Google. Ellos mismos reconocen que, entre 3,000 millones de páginas web, siempre hay alguna que se les olvida ‘rastrear’.

 
Autor: Conocimientosweb