El intercambio de enlaces es una de las formas más efectivas de aumentar la popularidad de nuestra página web en Internet, pero también es una de las labores más “artesanas” que existen.

Es un trabajo de relaciones públicas, un arte, técnica y ciencia de gestionar la comunicación. Podemos llegar a consumir un elevado número de horas, buscando, analizando y gestionando los miles de mensajes recibidos. En esta labor, encontramos como principal contraindicación los miles de mensajes basura a los que está expuesto nuestro email, de este modo veremos como el 70% de todos no son más que “SPAM” y muchas otras técnicas amenazadoras.

Después de varios años experimentando en este ámbito, y observando la poca información que existe en la red, he decidido dedicar unos minutos en realizar esta pequeña guía con el deseo de mejorar en un 0,01% la calidad de los proyectos personales y profesionales que crecen día a día en la red.

Prevenir antes que curar.

  • No utilices tu mail personal para solicitar intercambios, estarás expuesto a recibir cualquier tipo de mensaje no deseado.
  • Utiliza una única dirección de email bajo el nombre de tu dominio que deseas enlazar, ejemplo: solicitudes@nombredominio.com, enlaces@nombredominio.com…
  • No utilices direcciones gratuitas “gmail, yahoo o Hotmail”, si deseas que el receptor te preste atención.
  • No abras cualquier adjunto que recibas, léelo con atención y observa que no proceda de una dirección gratuita.

Invierte tu tiempo en intercambio de enlaces cualificados.

Para encontrar buenos enlaces analiza siempre los siguientes aspectos antes de aceptar o solicitar un intercambio.

Recomiendo:

  • Buscar sitios con contenidos similares a los que tú ofreces.
  • Estudia el contenido del sitio con atención
  • Analiza el sitio utilizando los comandos adicionales de los buscadores y comprueba:
    • el número de enlaces entrantes que recibe,
      ejemplo:link:www.nombredominio.com.
    • el número de páginas indexadas del dominio,
      ejemplo: site:www.nombrededominio.com.
  • Verifica el posicionamiento natural con palabras clave que verás en el título de la página principal. Tan solo intenta encontrarle usando las palabras clave con las que se promociona.
  • Observa la puntuación del Page Rank de la página principal, si es mayor de 2 es más que suficiente.
  • Es muy importante que cualquier intercambio sea en formato texto.
    • Ejemplo: < a href = ” http://www.netdebugger.com” title=”servicio/producto a promocionar”>servicio/producto a promocionar < /a>
  • En mayor medida realiza enlaces recíprocos con páginas relacionadas, “1 a 1”. Te aconsejo dispongas de un espacio en formato catálogo, donde puedas gestionar directorios de temáticas, ejemplo: dmoz.org. De este modo darás mayor interés al webmaster con quien vas a ser enlazado.
  • Comparte enlaces con páginas del mismo idioma. Los buscadores trabajan perfectamente la semántica de las palabras y conocen el país de donde procede la página web.

No recomiendo:

  • El intercambio con páginas con excesivo número de enlaces por página.
  • No aceptes enlaces mediante scripts, dentro de marcos o redireccionamientos, no son efectivos para el buscador.
  • Enlaces desde imágenes no aportan el mismo valor que un texto, pero podrás conseguir remediarlo en un 60-80% si consigues optimizarla con títulos y textos alternativos.
  • Anunciarte en una página con la que no tengas ninguna relación con tu temática comercial o por el simple hecho de amistad.
  • Paginas sin Page Rank o de nueva generación.
  • Aparecer en una página web que no se encuentre en los buscadores, Google.
  • Añadir enlaces en páginas conocidas como ‘link farms’ (granjas de enlaces).
  • Enlaces que técnicamente son una barrera para los buscadores, lee este artículo de Matt Cutts sobre rel=nofollow.

Reflexiona:

  • Recuerda que cantidad no es sinónimo de calidad, limita tus intercambios a un número prudencial y procura mantenerlo un mínimo de 6 meses.
  • Utiliza tu directorio para intercambiar enlaces de forma lógica, ordenada, clara y precisa.
  • Se ordenado en todo lo que hagas, conseguirás segmentar los anuncios/enlaces y ofrecerás una información interesante a tus usuarios/clientes.
  • ¡El contenido es el rey!, una descripción sobre lo que estás anunciando es mucho más correcto que una palabra clave.
  • Promociona lo que a ti te gustaría encontrar.
  • No te dejes caer en la tentación económica.
  • Ten paciencia, el mundo no se hizo en 2 días.
  • No dejes para mañana un mensaje que puedas responder hoy.
  • Sé preciso, no todos sabemos como comercializas tus productos.

Autor: Jordi Camps

Uno de los más famosos mandamientos del marketing es la “Ley de Pareto” y que esta íntimamente relacionado con la obtención de resultados en el marketing por internet.

Esta ley fue generada por la fórmula matemática creada por el italiano Vilfredo Pareto a principios del siglo XX, que estableció, utilizando esta fórmula la distribución desigual de la riqueza en Italia, Pareto, observó que solo el 20% de las personas poseían el 80% de la riqueza.

Posteriormente en los años 40 de ese mismo siglo el Dr. Joseph M. Juran atribuyó la regla del 80/20 a Pareto, llamándola como ya es conocida hoy como la “Ley de Pareto”

El Dr. Joseph Juran, estableció la existencia de un principio universal que denominó “Los Pocos Esenciales Y Los Muchos Triviales”. Como resultado, la observación del Dr. Juran sobre el principio de que “20% de algo siempre es responsable del 80% de los resultados se conoció como Ley de Pareto o “Regla del 80/20″.

La Regla del 80/20 significa que el 20% de algo es Esencial y el 80% es Trivial.

Aplicabilidad en El Marketing Online

En las Ventas Off-Line
El 20% de los clientes produce el 80% de los beneficios, el 20% de los vendedores realiza el 80% de las ventas

En el Trabajo
El 20% de los empleados causan el 80% de los problemas.

En la Consecución De Un Proyecto
El 20% del trabajo para llevar a cabo un proyecto (el 10% inicial y el 10% final) consume el 80% del tiempo y los recursos.

En El Marketing Por Internet
La Ley de Pareto establece que el 80% de los resultados totales obtenidos en las campañas de marketing online se originan tan solo con el 20% de los elementos aplicados. Lo que es lo mismo que en las ventas off-line: El 20% de tus clientes produce el 80% de los ingresos de tu negocio.

Con la Ley de Pareto puedes

Posicionar Tu Web
Identificas el 20% de palabras claves que te generan el 80% de las visitas cualificadas. Por lo cual tu trabajo es identificar esos conceptos y desechar los demás. Identifica esas palabras claves que mejoran tu posicionamiento en buscadores, busca nuevos términos que sustituyan esos que antes habías elegidos y que no han generado el número de visitantes cualificados que necesita tu sitio web.

Identificar y Fidelizar a Tus Mejores Clientes
Esta ley también nos permite demostrar que de la totalidad de nuestros clientes una minoría de ellos representan la mayoría de los ingresos y beneficios obtenidos, así como también que una minoría de nuestros productos o servicios son los que generan la mayor cantidad de beneficios obtenidos para nuestra empresa.

Conclusión: En tu negocio en internet debes identificar ese 20% que realmente te importa y que te produce el 80% de los resultados, para utilizar tu tiempo y esfuerzos en “Enfocarte” solo en esas cosas que son realmente útiles y producen resultados, identifica ese 20% de herramientas y elementos aplicados que te ayudan a generar: Primero: El 80% de trafico cualificado y Segundo: A identificar a aquellos clientes que generan la mayor cantidad de ingresos con la venta de tus productos y servicios, para darles la importancia que se merecen, fidelizarlos adecuadamente, porque ellos son la sangre vital de tu empresa.

Omar Jareño

Colocar nuestro enlace en los diez primeros resultados de Google es la obsesión de cualquier administrador de un sitio web. Con Google generando en torno al 85% de todo el tráfico procedente de buscadores, llegar a esos puestos de privilegio constituye la diferencia entre contar o no contar en Internet Numerosos tests demuestran que los tres primeros resultados de Google son leídos por la práctica totalidad de las personas que hacen una búsqueda, siguiendo el resto de resultados de la primera página en efectividad. Ésta decae rápidamente y son menos de un 10% los usuarios que exploran más allá de la tercera página de resultados. O lo que es lo mismo, si su empresa no aparece en los primeros treinta lugares, las probabilidades de contactar con clientes potenciales es casi nula. Treinta plazas, diez de ellas de auténtico privilegio, para todas las empresas del mundo. Más reñido que la más cotizada de las oposiciones a la Administración Pública… ¿o no? Bien, de hecho hay varios factores que influyen en que esta competencia por los primeros puestos que a usted realmente le interesan esté mucho menos concurrida de lo que en un primer momento pudiera pensar.

La clave está en la segmentación, en la exacta identificación de su nicho de mercado y en un adecuado posicionamiento en el mismo. Para empezar, olvídese por un momento de Internet. En el mundo real, ¿cuántos son sus competidores? Es decir, ¿qué número de empresas ofrecen al mismo segmento de clientes que a usted le resulta rentable una oferta de productos o servicios exactamente asimilable a la suya? Es muy posible que usted se haya esforzado por diferenciar su oferta, por encontrar un nicho de mercado al que atender de forma diferencial, o que haya logrado algún tipo de ventaja competitiva. De forma que quizá compite realmente con sólo un reducido número de empresas, seguramente menos de 30, muy probablemente menos de diez. Si esto es así en el mundo real, ¿por qué habría de ser diferente en Internet? Aun admitiendo que existirán sectores y segmentos de mercado donde confluyan un gran número de competidores, muy frecuentemente si usted segmenta acertadamente su trozo de pastel se va a encontrar con que no tantos competidores se disputan la misma porción.

Volviendo a Internet: ¿cabemos todos en los primeros 10 de Google? La respuesta es sí, al menos en las páginas de resultados que respondan a criterios de búsqueda que sus clientes potenciales plantean para encontrar empresas como la suya. Google tiene guardadas para usted unas cuantas páginas en las que su empresa puede ser la estrella, y un puñado más en las que estará en puestos de cabeza, en cerrada rivalidad con sus más cercanos competidores. De modo que no se obsesione con el tráfico –a usted, en realidad, cuando abre su empresa lo que le gusta es atender clientes, no visitantes- y concentre sus esfuerzos para que los caminos de sus prospectos buscándole y el suyo persiguiendo clientes como ellos, se crucen en los buscadores de Internet.
Veamos cómo. 1. Identifique exactamente su nicho de mercado. Conozca a qué tipo de clientes se dirige, quiénes son, dónde están, cómo buscan sus productos o servicios. Tenga en cuenta que los usuarios de Internet normalmente comienzan buscando conceptos muy amplios. Por ejemplo, un inglés buscando vivienda en la Costa Blanca podría introducir “house in Spain”, pero esta misma búsqueda se puede corresponder con la que haría un estudiante inglés interesado en la arquitectura española, una persona que busca un piso en alquiler en Madrid o un economista que desee conocer el incremento del precio de la vivienda en nuestro país. Cuando el buscador devuelve un número abrumadoramente alto de resultados es cuando la búsqueda se restringe con criterios más específicos.

Quizá en un ámbito geográfico –“house in Costa Blanca”- quizá por el tipo de producto –“townhouse in Costa Blanca”- o por un tipo específico de acción: “opportunities + townhouse in Costa Blanca for sale”. Si su empresa es una pequeña agencia inmobiliaria en Jávea, por ejemplo, es mucho más probable que su cliente se corresponda con quien hizo ésta última búsqueda que la primera. En la actualidad, la mayoría de búsquedas se realizan sobre conceptos formados por dos o tres palabras, pero la tendencia es que, cuanto más se usan los buscadores, más específicas tienden a ser las frases de búsqueda introducidas.

2. Identifique cuáles son sus conceptos clave (keywords) O lo que es lo mismo, ¿se dirige a una audiencia angloparlante o vende villas de lujo a compradores escandinavos en Alfaz del Pí?. Ya tiene un primer criterio: el idioma. Una vez identificado éste, descubra cómo le buscarán. Piense que si es una pequeña agencia inmobiliaria en Jávea centrada en el mercado británico tiene muy difícil aparecer entre los primeros cuando alguien busque “real estate Spain”. Pero sepa que la proporción de clientes potenciales de su empresa entre quienes introducen una búsqueda como ésta en Google es reducida. Ese no es el escenario donde su empresa debería competir. Si identificó adecuadamente su nicho de mercado, estará en condiciones de llegar a conceptos mucho más específicos: “townhouses in Javea”, “villas in Javea”, “apartments in Javea for sale”, “real estate agents in Javea”, etc.
 3. Optimice su sitio web O, lo que es lo mismo, haga que su sitio web hable exactamente del tipo de cosas que sus clientes están buscando. Si se pregunta de qué forma clasifican los buscadores los sitios web, tenga presente que, al final, una web no es más que información. Cientos de años de experiencia nos han enseñado cómo organizar la información: fíjese en un libro. Si yo le doy uno y le pregunto sobre qué trata, lo primero en que se fijará será sin duda en el título, subtítulo y cualquier otra cosa que haya en la portada. A continuación, usted le dará la vuelta y buscará una sinopsis o resumen que espera encontrar en la contraportada.

Un tercer nivel de información lo descubriríamos en el índice. Por último, y sin necesidad de leerlo en su totalidad, usted hojearía algunas páginas y su mirada se detendría en los títulos de los capítulos, las entradillas, los títulos de párrafo, etc. A la hora de considerar si comprarlo o no, usted tendría en cuenta mi recomendación sobre ese libro en concreto, así como otras recomendaciones que haya podido recibir de otras personas. Y dentro de las mismas, atribuirá más importancia a las opiniones de personas a las que considera expertas en el tema. Google no es distinto.

A la hora de clasificar una web se fijará en el título de la página por defecto (título), en la descripción de la página por defecto (subtítulo, entradilla) y en el contenido de la página home que, si está bien construida, debe ser un resumen de todo lo que el usuario va a encontrar en la web. A continuación, Google buscará la navegación (es decir, el índice) y saltará de enlace en enlace por las distintas secciones de su web (capítulos) repitiendo el proceso de análisis: título, descripción, encabezamientos, contenido… Y, como usted con las recomendaciones de otras personas, también Google tendrá en cuenta los enlaces que desde otros sitios web apuntan hacia el suyo. Cuanto más importantes sean, Google considerará que más importante es también su propia web.

Así que querrá que su web tenga un buen título y que cada página de su web tenga un título distinto específicamente relacionado con el contenido de la misma (¿a quién le interesa un libro en el que todos los capítulos se llaman igual?). Por supuesto, salvo que su empresa se llame Coca-Cola, no ponga como título el nombre de su propia empresa. Quien ya lo conoce muy probablemente sabe también cuál es la dirección de su web (¿compraría usted un libro en el que el título y todos y cada uno de los capítulos se llamaran igual que el autor?).
4. Aprenda de sus clientes Estudie las estadísticas de tráfico de su web y descubra en qué buscadores le encontraron sus visitantes y con qué términos de búsqueda le buscaron. De este modo aprenderá cuáles de ellos son lo que usan realmente sus clientes potenciales. Siga creando páginas con estos conceptos y busque aliados que presenten su web como referencia (y le “voten” en forma de un enlace apuntando hacia su página de inicio). Poco a poco, su web se ganará su puesto de privilegio en las búsquedas qué más rentabilidad le pueden reportar
Conclusión En la competición por estar primero en los buscadores, no intente luchar en términos muy generales. Puede ser el primero si identifica bien cómo le busca su nicho de mercado. Puede que consiga menos tráfico que sus competidores pero la proporción de sus visitas que finalmente resulten en una compra –su tasa de conversión a cliente- será mucho más alta. Y al fin y al cabo, ¿qué es lo que a usted le interesa, clientes o tráfico?.
Autor: Fernando Maciá

Enlista tu web en Google:

Google se trata de un buscador altamente automatizado, basado en el ‘rastreo’ de enlaces. Por ello, no es necesario enviar la URL (dirección de una página web) para que Google la incluya, sino que basta con disponer de un enlace en cualquier otra página indexada en Google.

Google asegura, de hecho, que la inmensa mayoría de las páginas que están en su base de datos nunca enviaron su URL para que el ‘Googlebot’ pasara por ellas.

De todas maneras, puedes sugerir a Google una URL. No te garantizan cuándo pasarán por tu página y, de hecho, no te garantizan siquiera si pasarán. Da igual las veces que envies la URL. Por mucho que la envíes, no te van a hacer más caso, pero tampoco te penalizarán.

Cuando sugieres/envias una URL a Google, su sistema la memoriza para buscarla en el próximo ‘rastreo’. Estos ‘rastreos’ duran varias semanas (hay más de 3,000 millones de páginas indexadas), así que hay que armarse de paciencia.

 

Si, por cualquier motivo (fallo en las comunicaciones o en el servidor), tu web no está disponible cuando pase Googlebot, no te preocupes. Ellos lo intentan varias veces y, si tienes varios enlaces apuntando hacia tu web, volverán a pasar días más tarde.

 

Google, al contrario que otros buscadores web, no acepta dinero por listar una web. Esto tiene una excepción, que son las ‘Adwords’ (los ‘enlaces patrocinados’), en los que las empresas pagan dinero por que sus enlaces aparezcan cuando se busca una determinada palabra.

 

Por lo tanto, la mejor manera de aparecer en Google es conseguir que en otras páginas web enlacen a la tuya y, de esta manera, hacer que el ‘Googlebot’ salte a tu sitio web.

 

Problemas para enlistar tu web en Google:

Hay muchas ocasiones en que nos damos cuenta que Google no ha indexado nuestra web, a pesar de que hemos enviado/sugerido su URL, o hemos conseguido que la enlacen. Puede ser causa de algunas razones:

 

Tu web usa ‘frames’. Los ‘frames’ son la causa de numerosos problemas, como hacer un ‘bookmark’ de la página, enviarlo por email, guardarlo en el disco duro, y Google considera que estas páginas no se corresponden con el concepto de web (una página, una URL).

 
Tu web fue eliminada manualmente por el personal de Google, el cual en cualquier momento (y sin dar explicaciones) puede borrarte de su base de datos. Ellos afirman que las webs eliminadas no cumplen los ‘mínimos de calidad’ para estar en Google, pero la gran mayoría de las ocasiones las razones son: el ‘cloacking’, escribir texto que solo leen los buscadores pero no las personas, hacer páginas para engañar a los buscadores.
Cuando el ‘Googlebot’ intentó ‘rastrear’ tu web, ésta se encontraba inaccesible (bien por problemas del servidor o por problemas de las comunicaciones). Generalmente, Google volverá a intentarlo, pero no garantizan nada.
Tu web es generada dinámicamente. Google es capaz de indexar páginas creadas con lenguajes ‘Server Side’ (scripts tipo ASP, PHP, JSP, …), pero muchas veces el ‘Googlebot’ tiene problemas con ellos. Por ello, Google suele limitar el número de páginas web de este tipo que indexa.

 
Ha habido problemas técnicos en los servidores de Google. Ellos mismos reconocen que, entre 3,000 millones de páginas web, siempre hay alguna que se les olvida ‘rastrear’.

 
Autor: Conocimientosweb

Más del 90% de las visitas de una página Web provienen de los motores de búsqueda. De aquella cifra, Google es responsable del 80% del tráfico, mientras que el resto es repartido entre Yahoo, MSN, Altavista, y el resto de los buscadores. Por lo tanto aparecer en las primeras posiciones para determinadas palabras o frases es, sin lugar a dudas, una beneficiosa fuente para promover servicios, productos, o simplemente difundir información. Muchas empresas, pequeñas, medianas, y grandes, están llevando a cabo optimizaciones con el fin de aumentar las ventas invirtiendo una cantidad de dinero que rápidamente es recuperada, y es que el cibernauta que viene desde un buscador está visitando un sitio que responde a sus necesidades.

 

Para conocer a fondo la importancia de esta herramienta de marketing conversamos con Bruce Clay y Phil Craven, ambos especialistas reconocidos internacionalmente por sus trabajos de optimización. Con cada uno hablamos acerca de sus comienzos, lo beneficioso que resulta aparecer listado en los primeros lugares de una búsqueda, las tácticas y los errores más comunes, y al mismo tiempo discutimos sobre la ética de las estrategias empleadas hoy en día para alcanzar las posiciones más altas.

 

Antes de proseguir vamos a definir la palabra SEO, que veremos citada permanentemente en el informe. La misma hace referencia a Search Engine Optimization, lo que traducido a nuestro idioma significa optimización para los motores de búsqueda. Por lo tanto se llama SEO a la persona a cargo del posicionamiento de un sitio web en los buscadores.

 

Pues la primera pregunta que le hicimos a cada uno de los expertos tenía que ver con sus comienzos, cómo aprendieron lo que saben, y cuáles son los objetivos de sus sitios webs. Phil Craven nos contaba “comencé a aprender sobre la optimización para los motores de búsqueda hace aproximadamente 7 años atrás, cuando envié mi primer sitio Web a Altavista. Durante el proceso de registro encontré una publicidad de WebPosition Gold, así que descargué la versión de prueba. El programa me enseñó que los rankings podían ser manipulados si se lo hacía apropiadamente.

 

En aquellos días, Altavista indexaba las nuevas páginas de 2 a 4 horas, y pronto comprobé que no aparecía posicionado en ningún lado para ciertos términos de búsqueda. Entonces utilicé WebPosition Gold para ayudarme a crear unas pocas páginas para esas palabras, y pocas horas después, tenía el ranking #1 para todas ellas. Así es como empecé en la optimización para los motores de búsqueda. Desde entonces se ha convertido en un negocio de tiempo completo y estoy recibiendo más consultas de clientes potenciales de las que en realidad puedo manejar.

 

Tengo una actitud sobre SEO en la que muchas personas no se interesan. Mi actitud es hacer lo que sea necesario para lograr top rankings. Prefiero hacerlo de maneras en que los motores de búsqueda están contentos, pero si lo hago así y ellos aún no me dan las mejores posiciones, entonces estoy perfectamente tranquilo haciéndolo de maneras en que los buscadores no están de acuerdo. Lo veo como un negocio, y la forma de como lo ven las cosas los motores no me concierna.

 

Mi sitio Web, WebWorkshop, comenzó algunos años más tarde explicando todo acerca del PageRank. Desde entonces ha crecido lentamente, pero ahora provee información de optimización tanto para profesionales SEO como principiantes. Hay mucha información SEO mala en la Web, siempre colocada por gente que no conoce nada mejor, por lo que yo trato de brindar información más realista”.

 

Bruce Clay, por otro lado respondía, “en 1995 estaba buscando otra oportunidad diferente – algo “donde este la acción” -, e Internet cubrió mis objetivos. Definitivamente iba a crecer, tenía el potencial para ser un gran ecualizador, que permitiera a los pequeños competir con las corporaciones más grandes. Fue como la “fiebre del oro”. Claro que las únicas personas que hicieron dinero realmente en aquellos días fueron los que les vendían provisiones a los mineros. Y es por eso que elegí ese camino, proveer los servicios que necesitan aquellos que quieren reivindicar las riquezas de Internet. Decidí que era un nicho técnico razonable que podría ser divertido y desafiante, y que tendría suficientes aptitudes de marketing para ser un mercado competitivo. SEO es el último juego de mesa, salvo el tablero, éste es muy grande y constantemente cambiante… toboganes y escaleras vienen a la mente, pero es más grande, con millones de jugadores.

 

Realmente no había entrenadores al principio. Habían sido creados muy pocos sitios web, pero eran irregulares, y la información en ellos era sospechosa. El mejor sitio web era SearchEngineWatch, y con eso y con todo el tiempo de investigación fui a trabajar, aprendiendo en el laboratorio como trabajan los motores de búsqueda. En realidad decidí que mi sitio ayude a educar en vez de vender, y estoy muy complacido con esta estrategia. No había visto nunca HTML, y realmente no tenía ningún conocimiento (como cualquier otra persona), pero corría con ventaja… era uno de los pioneros. Tenía un título en ciencia de la matemática y de la computación y un MBA (Master of Business Administration), estuve a cargo de cuatro compañías anteriormente, y tenía tiempo y ambición”.

 

Realmente es interesante como iniciaron sus carreras Phil Craven y Bruce Clay en este campo, y efectivamente no hay otra fuente de información para convertirse en SEO que la propia Internet. Ser un SEO requiere paciencia y mucha pasión por el tema, debido a que es un aprendizaje constante.

 

Pero ¿Cuáles son los errores más comunes que pueden verse en la web? Se lo preguntamos a Bruce Clay, quien nos decía, “Creo que la mayoría de los SEOs subestiman las habilidades técnicas necesarias para ser un veloz seguidor de los motores de búsqueda. SEO es una habilidad avanzada de la web, y realmente hay que trabajar en ello, no tenerlo como un hobby. Muy pocos SEOs han escrito herramientas para el mercado. Estoy seguro de que una gran mayoría no ha implementado, la lógica en los motores de búsqueda por sí solos. Muy pocos han desarrollado las habilidades para dar cursos de entrenamiento sobre la materia. Y un número muy reducido ha presentado en adelanto temas en conferencias en los últimos cinco años. Gran parte de mi competencia está haciendo cirugía cerebral con un martillo. Simplemente no están equipados para realizar proyectos largos y severos. Entonces realizan los proyectos y utilizan proyectos que son sospechosos porque esa es la única manera que saben para tener éxito, aunque sea momentáneo. Ser jugador de este juego requiere una importante inversión”.

 

Phil Craven comenta, en respuesta a la misma pregunta, “El error más común es creer que el contenido es rey para los buscadores. En los orígenes, el contenido de una página Web era lo único que los motores de búsqueda observaban cuando producían los rankings, y era fácil mejorar las posiciones, simplemente optimizando el contenido. Pero luego la popularidad de enlaces surgió y cambió todo. La páginas ya no necesitaban un contenido optimizado, sino que también requerían tener links desde otras páginas. El sistema más conocido de “link popularity” (popularidad de enlaces) es el PageRank de Google, que no sólo cuenta los enlaces que apuntan a una página, sino también la importancia de cada uno.

 

Ese es el error más común, pero me preguntaste sobre el error más grande. Creo que sería estar pagando por “contenido SEO” para promocionar un sitio web en los motores de búsqueda. Otro de los grandes errores que comete la gente que es nueva en esto, es darle mucha importancia al PageRank. PageRank importa, pero no es el factor más importante en los rankings de Google”.

 

Iniciarse en un terreno desconocido como lo es el posicionamiento en los motores de búsqueda, no es para nada fácil. Decidimos entonces pedir algunos consejos. Phil Craven nos recomendaba, “el mejor consejo que le puedo dar a cualquiera que quiera optimizar su propio sitio es que lea la mayor cantidad posible en los foros relacionados al SEO. Hay uno en mi sitio. Y no hay que tener miedo de realizar preguntas básicas. Todos tuvieron que comenzar, y todos los días hay alguien que esta empezando.

 

Existen un montón de artículos básicos de SEO por todos lados (también hay uno de esos en mi sitio). Una perspectiva general para una campaña de optimización para un motor de búsqueda tiene como primera pauta encontrar un número de términos de búsqueda que sean adecuados para el sitio. En áreas más competitivas, es mejor comenzar con términos de búsqueda que no sean tan competitivos, ya que será más fácil obtener rankings altos. El WordTracker es una buena herramienta para encontrarlos, que muchos SEOs utilizan. Luego deben aplicarse las técnicas básicas de SEO a las páginas del sitio, y obtener la mayor cantidad posible de conexiones de otros sitios, asegurándose que los textos contengan el objetivo de los términos de búsqueda”. Bruce Clay nos aconsejaba, “aprender. Gastar dinero y tiempo, y todo lo que se pueda para comprender lo que se está haciendo… y estar seguro de tener el tiempo necesario para mantenerse actualizado sobre lo que ocurre con los motores de búsqueda. Tengo un número considerable de empleados, y es por eso que puedo dedicar tiempo a la anticipación de los motores de búsqueda, mientras algunos de los nuevos en la industria están muy ocupados trabajando para ver que es lo que está pasando a su alrededor. Sugiero fuertemente que tengan un asistente o personal para ayudar en tareas más productivas y que ellos se mantengan actualizados con los cambios en la industria.

 

 Pero ¿cuáles son las estrategias que usan con sus clientes? y ¿cuánto debemos esperar para ver el resultado del trabajo? Bruce Clay nos explicaba, “varios clientes (cerca de por semana) completan un cuestionario en nuestro sitio. Estamos de acuerdo con el 2 por ciento de ellos. La mayoría tiene sitios con imperfecciones y necesitan un nuevo diseño para tener la esperanza de un ranking alto en los motores de búsqueda. Algunos están llenos de spam. Y otros no tienen contenido. Nosotros desarrollamos una revisión total durante el proceso de presupuesto y sólo aceptamos clientes que quieran realizar cambios apropiados para obtener rankings.

 

El objetivo inicial es la competencia del sitio. Una vez que hemos analizado los planes de los sitios de la competencia, entendido el enfoque de las palabras claves, y aprendido de sus estrategias de conexión, nosotros planeamos nuevamente tu sitio para atacar a la competencia con sus mismas palabras. También enfatizamos las palabras claves proporcionadas por el cliente para alcanzar altas posiciones.

 

Como resultado, la segunda área de concentración deberá ser obtener la mayor cantidad de links de los mejores sitios apropiados para su tema como sea posible. Algunos de estos importantes motores de búsqueda permiten que la “reputación” mejore los rankings. La reputación es determinada contando el número de sitios que conectan al tuyo, entonces la mayor cantidad de links de otros sitios a tu sitio, mejora tu ranking”. Phil Craven nos contaba, “si el sitio web del cliente ya ha sido indexado por los motores, entonces significará que sus páginas serán indexadas frecuentemente, y los cambios en las páginas se reflejarán en los resultados rápidamente. Pero un sitio nuevo toma de 2 a 3 meses, y a veces más, antes de que sus paginas sean indexadas y clasificadas en donde pertenecen. La optimización de los motores de búsqueda puede ser un proceso muy largo, y es necesaria mucha paciencia.

 

He dicho anteriormente que estoy muy contento haciendo lo que se debe para obtener los rankings requeridos, pero prefiero hacerlo dentro de las pautas de los motores si es posible. Mi primer tarea es realizar la optimización básica en el contenido del sitio para los términos de búsqueda deseados, que a veces implican alterar la estructura de los links dentro del sitio y cambiar alguno de los textos de enlaces.

 

Si la optimización no ha sido exitosa para algunos términos de búsqueda, y no hay nada más que pueda hacer dentro de las pautas, comienzo con a emplear técnicas que están fuera de las reglas, pero sólo con el consentimiento del cliente”.

Al final de 2003, a mitad de noviembre para ser más específico, Google experimentó una actualización en la forma de mostrar los resultados de una búsqueda, conocida como Florida. Esto afectó a varios sitios web bajándolos de sus posiciones dramáticamente y en muchos casos sacándolos completamente de los resultados. ¿Era necesario para Google implementar una actualización? ¿hubo algún caso similar a este? Le preguntamos a Phil Craven, “El único evento anterior que tuvo efectos catastróficos en los sitios web ocurrió algunos años atrás cuando Altavista (por ese entonces el motor más popular) descartó un número muy grande de sitios web de su índice por contener páginas de inicio con cookie-cutter. Las cookie-cutter son páginas idénticas salvo por su target de término de búsqueda. Pero ese no fue un cambio algorítmico y todos sabemos como optimizar para Altavista. La actualización Florida de Google fue un cambio algorítmico masivo, y aún hoy, nadie fuera de Google sabe qué fue el nuevo algoritmo.

 

Varias teorías surgieron sobre el nuevo algoritmo y rápidamente desaparecieron porque no coincidían con los resultados. Pero aún quedan dos teorías. Una de ellas fue propuesta por mí (un sistema experto), y la otra fue propuesta por Dan Thies (PageRank sensible al tema). Ambas coinciden con los resultados de Florida, pero prefiero la teoría de Dan porque se asemeja a la forma de Google y se mantiene más en la forma que creo que la investigación debe ir.

 

Mi opinión es que trataron de implementar una forma completamente nueva de clasificar las páginas, basada en el contenido de la página en vez de estar basada en las palabras que contiene y las palabras en el texto de los enlaces. Creo que Florida fue el primer escalón para realizar esto. Falló, pero lo intentarán nuevamente. Si llegan a tener éxito con esto, y producen resultados más importantes de los que ellos y los otros motores actualmente pueden obtener, tendrán un papel principal en el futuro de la búsqueda”.

 

Bruce Clay opina, “En mí opinión esto fue el último gran ajuste y reparación de la tecnología básica que pudo hacer Google antes de su ofrecimiento al público. Fue necesario, desarrollado expertamente, y cuando esté completo mejorará significativamente la calidad de los resultados. Creo que mostró una decisión de negocios entrar en IPO (oferta pública de acciones en la bolsa) sin ningún error y sin restricciones. Tuvo que ser realizado antes de la nueva publicación de Inktomi para retener la cuota de mercado, y demostró que la compañía está dirigida apropiadamente. Esto fue un caso único en mi opinión”. Y aprovechamos para preguntarle acerca de el uso de Inktomi en Yahoo (no pudimos obtener la opinión de Phil Craven porque esta noticia tuvo gran notoriedad poco después de que habláramos con él). Según Brcuce, “Yahoo implementó el indexado Yahoo!. Requirió de los conocimientos de Inktomi, Fast, Altavista, y Overture y creó un índice de la próxima generación. Los primeros resultados muestran que parece reaccionar muy despacio al spam, pero todavía es muy temprano. Pienso que dentro de 6 meses nadie verá a Inktomi mencionada y que la marca Yahoo! Será lo que comentamos. Veo este índice distribuyéndose desde Yahoo a otros sitios y a Inktomi desapareciendo totalmente. Realizado apropiadamente, y antes de que MSM aparezca, Yahoo y Google estarán jugando cabeza con cabeza. Mi consejo para los consumidores es elegir astutamente cuando se toma un “cirujano cerebral” de SEO para operar en su sitio web… no es fácil, el terreno es fluctuante, y los motores de búsqueda no están terminados, es por eso que ahora no es el momento para errores”.

 

Como podrán observar las posiciones de Bruce Clay y Phil Craven son opuestas en relación a lo que consideran ético en este sector. Bruce defiende las normas aprobadas por los motores de búsqueda, mientras que Phil nos ha dicho en varias oportunidades que no tiene problemas en utilizar mecanismos que manipulan drásticamente a los buscadores. Sin embargo, como nos cuenta en la entrevista, sí considera no ético el hecho de posicionar una página para una palabra que nada tiene que ver con su contenido.

 

Por último les pedimos sus opiniones y preferencias en relación al futuro de la pelea Spammers Vs motores de búsqueda, ya que es justamente esta la razón por la cual los buscadores se ven obligados a mejorar constantemente. Para Bruce Clay la lucha, “nunca terminará siempre y cuando hayan huecos en los mecanismos de detección de los motores de búsqueda y los rankings equivalgan a dinero. Dudo de que alguna vez haya una legislación, tiene que haber una pena impuesta por los motores de búsqueda, y los spammers de los motores de búsqueda nunca creerán que esa pena sea lo suficientemente severa como para privarlos de nuevas invenciones. Creo que el SEO ético excluye el spam”. Phil Craven nos contaba que “preferiría que los motores se quedaran como están para que podamos llevar nuestras páginas al máximo utilizando, si es necesario, las técnicas de spam :). La búsqueda se dirigirá a maneras menos precisas de producción de resultados relevantes. Google ya ha tenido que ir a una de ellas con Florida.

 

En estos momentos es fácil obtener rankings máximos en Google.
Existen varios sistemas e ideas que están tratando de entender de qué trata una página, y entender la consulta que una persona escribe en el casillero de búsqueda, en vez de sólo unir palabras. CIRCA es uno de ellos y es de Google. Cuando un sistema como este ingrese, manipulando los resultados por medio de cualquier método (spam y sin spam) será mucho más difícil. Creo que la actualización de Florida de Google hizo sonar una alarma para la optimización de “todos” los motores de búsqueda y no solamente por el spam”.

Autor: David Alejandro

Uno de los objetivos de quien diseña o crea un sitio web es posicionarse en el número uno en el buscador más utilizado Google.

En Bizion.org antes de Diseñar una Página Web, los que hacemos es los siguiente:

1. Realizamos un Análisis completo del Sitio Web

2. Vemos la Estructura Interna del sitio web

3. Buscamos el contenido que sea relevante para los buscadores.

4. Colocamos enlaces con la finalidad de aumentar el Page Rank de la página

5. Elaboramos Informes utilizando la herramienta de Google Analytics

 

Para aumentar el tráfico cualificado hacia su web hacemos una optimización de la estructura y contenido de la misma. Con la finalidad de que Posicione su web en los primeros puestos de los buscadores

 

Al realizar un SEO va a:

  1. Incrementar el tráfico hacia su web.
  2. Visitas de más calidad.
  3. Adelantarse a su competencia.
  4. Aumentar la visibilidad de su marca en internet por un largo periodo de tiempo.
  5. Incrementar sus ventas.

 

Este ha sido mi aporte el día de hoy, Dios les bendiga

Mario Mora